28/06/2018
La enfermedad de Chagas es la principal endemia en la Argentina y se vincula con el ambiente construido bajo condiciones de pobreza. El área de mayor endemicidad se encuentra en el Norte, Oeste y Centro del país, aunque también se ha extendido a otras regiones debido a las migraciones internas e internacionales.

En nuestro territorio hay 1.600.000 personas infectadas, de las cuales 300.000 presentan algún grado de enfermedad y más de 7 millones están en situación de riesgo. Anualmente nacen cerca de 1300 niños infectados y  la tasa de mortalidad es de 1200 casos anuales.

A modo de prevención, en 2006 se creó el Programa Nacional Concertado de Prevención y Asistencia Integral a la Enfermedad de Chagas (dependiente del Ministerio de Salud de la Nación), que posteriormente pasó a denominarse Programa Nacional de Chagas. Tiene como objetivo reducir la mortalidad por enfermedad a través de la interrupción de la transmisión de la vinchuca y el control de las formas hereditarias.

La Auditoría General de la Nación redactó un informe sobre el avance del Programa durante el período 2015-2016 en el que se destacó que:
- No está reglamentada la Ley 26.281 que es la que asigna carácter prioritario a la prevención y a la erradicación de todas las formas de transmisión de la enfermedad.
- Faltan recursos.
- Hay demoras y falta de registros.
- No hay una base de datos única y de actualización permanente para todo el país.
- Se encontraron problemas en los mecanismos de transmisión de la información.
- También hay debilidades en la detección y diagnóstico oportuno, en el tratamiento y el seguimiento y la notificación de la población infectada.
- Se necesita intensificar las actividades de capacitación.
- Si bien el Programa presenta avances en la interrupción de la transmisión a través de la vinchuca, todavía se ubica por debajo de la meta. Aun así ha aumentado el control de las mujeres embarazadas.
- No se observan mejoras en los controles de recién nacidos hijos de madres chagásicas y de niños de 6 a 12 años de edad.
- Hay tratamientos realizados sin notificar.
- La distribución de insecticidas se realiza a demanda.

Es importante aclarar que el Chagas es casi 100% curable si se trata en sus etapas iniciales, por eso la AGN recomienda reglamentar la Ley 26.281, articular mejor los programas provinciales con los subsectores de obras sociales y privados de la salud, asegurar los recursos humanos y materiales, continuar con las capacitaciones, implementar un sistema de información con una base de datos única y con actualización permanente, formular e implementar un plan de vivienda saludable y desarrollar campañas en todo el territorio nacional para generar conciencia sobre el problema.