PRIMERAS JORNADAS DE FEDERALISMO AMBIENTAL Y CONTROL PÚBLICO

El jueves 20 de marzo de 2014 se realizaron en la nueva sede de nuestra Auditoría las Primeras Jornadas sobre Federalismo Ambiental y Control Público. Los objetivos del encuentro fueron “continuar el histórico compromiso de esta AGN en materia ambiental y reflexionar críticamente sobre nuestras propias prácticas para identificar posibles obstáculos que impidan su más extensivo desarrollo”, según dijo el Auditor General de la Nación Dr. Alejandro M. Nieva en las palabras de bienvenida del encuentro. Participaron de la Jornada valiosos especialistas, provenientes del ámbito público y del ámbito privado, vinculados con el control público y el Derecho Ambiental: el  Auditor General de la Nación Oscar Lamberto, la Dra. Florencia Saulino, el Dr. Leandro García Silva, la Ing. Monica Bollatti, el Auditor del Tribunal de Cuentas de Brasil en el Departamento de Medio Ambiente del TCU Carlos Eduardo Lustosa da Costa, el Senador Gerardo Morales y el Dr. Alejandro Nieva. La actividad se organizó en dos paneles consecutivos. En el primero, “Federalismo, Poder de Policía y Ambiente en el Constitucionalismo Argentino”, los expositores se refirieron a las problemáticas que debe afrontar el federalismo argentino para un adecuado y eficiente control público sobre la materia ambiental Sostuvieron que algunas prácticas de control, como la de los Estados Unidos, pueden ser importantes para nuestro país  y mostraron que, para ciertos aspectos de los conflictos interjurisdiccionales en la protección del medio ambiente, el marco normativo vigente brinda posibilidades para realizar un adecuado control. En el segundo panel, “Federalismo y Auditoría Ambiental: Una perspectiva comparada”, se analizó la experiencia de Brasil, muy importante en esta materia. El Tribunal de Cuentas de la Unión supo adaptarse a los nuevos desafíos que plantea la inclusión del componente ambiental entre las tareas de auditoría; por ejemplo, las auditorías ambientales coordinadas fueron el medio para afrontar problemáticas socioambientales del Amazonas. A partir de la experiencia de la AGN en el caso de la Auditoría de Recursos Hídricos,  coordinada con la República de Paraguay, se destacó que las problemáticas socioambientales de los recursos hídricos y de las auditorías ambientales en general han producido un quiebre de los paradigmas del control. Es necesario introducir mecanismos de auditoría complejos que permitan dar cuenta de la densa red de relaciones en los diversos subsistema ambientales, entre ellos, el agua.  El Senador Gerardo Morales se refirió específicamente a las atribuciones regulatorias y de control que debería desempeñar la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. A partir de un ejemplo práctico y cercano señaló una paradoja que emerge de la situación actual: el organismo nacional destinado al control de las normas de presupuestos mínimos interpreta sus propias competencias de modo tal que esto redunda en un cuadro de infratutela.  Finalmente, el Dr. Alejandro Nieva repasó las exposiciones de los panelistas interpretándolos según la consigna general de la Jornada., Debe admitirse, propuso, la necesidad de reinterpretar el federalismo argentino, y en ello han de cumplir un papel muy importante las auditorías coordinadas en materia ambiental. 

Respecto del federalismo ambiental, planteó un “federalismo de concertación dinámico y cooperativo que pueda adaptarse a las nuevas circunstancias y a los nuevos desafíos que impone la protección del ambiente (…) El federalismo ambiental debe ser concebido de modo tal que rechace una concepción estática de la distribución de competencias entre lo local y lo federal. De esta manera, estará en condiciones de postular su adecuación y readecuación constante según las necesidades que demarca la protección del ambiente”. En esta dirección, las EFS “básicamente, debieran funcionar como auditores constantes de aquel diálogo ambiental”. 
El de las Auditorías Coordinadas. no es un terreno que la AGN desconozca; aunque, enfatizó Nieva, es necesario ampliarlo. Los convenios actuales celebrados con diversos organismos fiscalizadores provinciales –que permiten la comunicación, transferencia de información, capacitación y aprendizaje mutuo– son insuficientes porque “la materia ambiental está ausente”. También es necesario “ampliar el diálogo interórganico con las entidades de control local, invitándolas a emprender o continuar junto a nosotros el compromiso con un control público exhaustivo respecto de la materia ambiental”. Y concluyó: “ninguno de estos esfuerzos implican suplantar las competencias constitucionales, legales y reglamentarias que debiera llevar cabo la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (…) Mi exhortación final es que trabajemos juntos, esta AGN, la Defensoría del Pueblo, los organismos fiscalizadores provinciales, el COFEMA y la Secretaría de Ambiente para llevar a cabo el programa constitucional en materia ambiental”.