16/05/2014

Baja aplicación de la Ley de Protección de Bosques Nativos

Salta y Santiago del Estero son las provincias con mayor deforestación, según expone un informe de la AGN.

“En Santiago del Estero y Salta se autorizan proyectos de desmonte que no cumplen con el requerimiento de la realización de audiencia pública previa; situación que representa un incumplimiento de las leyes ambientales. (Ley 26.331 y Ley 25.675)”. Así se desprende del informe aprobado por la AGN sobre la implementación de la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de Bosques Nativos en el período que va desde 2007 a junio de 2013. Además, el Programa Nacional de Protección de los Bosques Nativos recibe cada vez menos fondos del presupuesto nacional y cuando los recibe es hasta con seis meses de demora, lo cual complica la planificación de tareas. El programa de protección de bosques no tiene metas cuantitativas, plazos calendarizados, indicadores de desempeño ni acciones correctivas. Y el sistema de rendición de cuentas implementado por la Jefatura de Gabinete de Ministros es ineficiente.

Algunos ordenamientos territoriales de bosques nativos no se ajustan a lo establecido en la ley nacional. Entre ellos se destaca el caso de Salta, donde se han realizado recategorizaciones que implican pasar de una categoría roja a amarilla o verde. Esta situación va en contra de lo especificado en el art. 9 del Decreto 91/09 y de los principios precautorio, preventivo y de sustentabilidad de la Ley General del Ambiente.

El Presidente de la AGN, Leandro Despouy, declaró que “Además de incumplir con la ley, deforestar bosques nativos en riesgo, no aportar recursos a los programas previstos, la falta de adhesión provincial en numerosos casos de importancia, se advierte la contradicción entre los programas de ampliación de la frontera agrícola con la conservación  de la flora nativa”.

Más datos

La Ley 26.331 es un instrumento legal de suma importancia para la conservación de los bosques nativos y es la primera ley nacional sobre presupuestos mínimos de protección de los recursos naturales que ha sido reglamentada.

  • Establece una serie de instrumentos de gestión de los bosques nativos orientados a controlar la deforestación y el avance de la frontera agropecuaria.
  • Adopta un enfoque participativo, establece mecanismos de articulación entre jurisdicciones, y promueve la garantía de los derechos de las comunidades indígenas.
  • También estipula la creación de un fondo para financiar la conservación y el manejo sustentable de los bosques nativos.

A nivel nacional, la autoridad de aplicación es la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS). A nivel de las jurisdicciones provinciales, es autoridad de aplicación el organismo que las provincias y la ciudad de Buenos Aires determinen para actuar en el ámbito de cada jurisdicción.

Ver informe completo